Monday, October 3, 2016

EL FAVOR DEL SEÑOR - Gary Wilkerson

Mientras yo predico este sermón en la Iglesia “Springs Church”, en Colorado Springs, hay un joven que predica en la iglesia “Times Square Church” en la ciudad de Nueva York. Durante un año, vivió en la calle, estaba perdido, herido, quebrantado y era un alcohólico.
ODIO ESTA IGLESIA
Un domingo por la mañana entró en la iglesia “Times Square Church” y encontró un asiento en la última fila de la parte más alta del balcón. Dejó aquel servicio murmurando: “Odio esta iglesia. ¡Nunca mas voy a volver!”. Sin embargo, sí regresó, y de nuevo se fue diciendo: “Odio esta iglesia. ¡Nunca mas voy a volver!”
Pero seguía volviendo - un tercer domingo, un cuarto domingo, un quinto domingo, y así sucesivamente. Incluso contó los domingos – eran 52 - y, por último, en lugar de decir: “Odio esta iglesia. ¡Nunca mas voy a volver!”, dijo: “Amo a Jesús y lo necesito en mi vida". Este joven sin hogar, que vivía en las bancas del parque en la ciudad de Nueva York, llegó al altar y dio su vida a Jesús.
REDIMIDO, RESTAURADO, FAVORECIDO
Posteriormente, fue enviado a un programa de rehabilitación en el que se descubrió que tenía una mente brillante. Después de completar el programa de rehabilitación, fue enviado al Seminario Bíblico donde terminó un programa de estudio de cuatro años en dos años con el promedio de notas mas alto.
Luego fue enviado al seminario para continuar con el título de maestría en teología por tres años. Su brillantez continuó impulsándolo y terminó ese curso de tres años en 18 meses. El seminario le pidió que se quedara y se convirtiera en profesor, pero él respondió: "No, yo soy un pastor."
Hoy en día es parte del personal de la Iglesia “Times Square Church” y predica de la gloria de Dios. Ese es el favor del Señor.